SOCINCE -Agencia de Noticias para las Américas-

SOCINCE -Agencia de Noticias para las Américas-

AUTISMO SEVERO: Nos están abandonando y la pasamos mal

Liliana Monges CUENTA CON RECURSOS PERO NO ESTÁN DISPONIBLES.-

23.08.20.- Mi nombre es Liliana Monges, mamá de Luciano Verón de  19 años de edad con Autismo Severo. Mi historia comienza en  la provincia de Corrientes, pero  pese a los escasos recursos económicos que tenía, decidí abandonar esa ciudad para traer a mi hijo a recibir tratamiento en Instituto FLENI, ayudada por una Fundación.

Sin vivienda ni recursos, logre darle a mi hijo la mejor atención a partir del  año 2007.

Mi hijo tiene Autismo severo, cuando en el año 2007 inicio sus tratamientos, él se autolesionaba cada 3 minutos. Si, cada tres minutos. Esas conductas fueron mejoradas pero no del todo, aunque se hizo el máximo posible. Mi hijo va a un centro diariamente que trabaja su conducta y desarrollo, ello es de 9 a 16 hs.

Es difícil cuidar a mi hijo luego de las 16 hs. ya que se autolesiona y me ha destruido muchas cosas, pero a veces por el cansancio de pedir ante IOMA un cuidador domiciliario que sus médicos me dicen por derecho le corresponde, prefiero no solicitar nada.

Adicionalmente, mi ex marido nos abandonó, estamos solos sin siquiera recibir una cuota alimentaria. Está comprobado que los padres de hijos con autismo sufrimos el mismo estrés que el de un soldado en combate, vivimos en alerta, a veces no comemos, esperamos el golpe, pero también hay momentos de felicidad.

Llego la pandemia y cerraron el centro donde mi hijo es contenido, IOMA no me aprobó el acompañante domiciliario, los dos primeros meses no aprobaban que las personas con autismo salieran a caminar, el juzgado cerrado me libero solo una parte de la pensión por discapacidad, pasaron los meses y IOMA perdió mi expediente donde reclame el acompañante que esta vez dicen aprobaran. Sabe cuánto tiempo les lleva expedirse? 5 meses. Cuál es el resultado? No puedo más, ni física ni emocionalmente. Puse una abogada que logro que me liberen un pequeño monto de lo que me corresponde de su pensión, hay $ 100.000 y me liberaron solo $30.000 como excepción.

Mi abogada me tuvo que pagar un  acompañante por un día para que yo pudiera respirar, siento que no puedo respirar. Tengo un sueldo de $18.000 de empelada en Escobar y para que alguien me ayude tengo que pagar $1.500 de 9 hs. a 14 hs. un acompañante terapéutico. Es decir que no puedo comer ni comprarle la medicación a mi hijo.

Saben lo que es la vulnerabilidad? Es no poder respirar, así como lo escucha, es que te duela el cuerpo por agarrar fuerte a un hijo de 1,70 mts. para que no se arranque las orejas, es no poder ir al baño porque él puede lastimarse si no me ve, es necesitar comida y seguridad física para ambos y que me cierre la puerta IOMA y la justicia. No tener comida no es la única vulnerabilidad en esta sociedad. Hay peores, es cuando te falta comida y oxígeno, cuando la seguridad de tu hijo pende de un hilo y pese a que me corresponde, nadie contesta.

Mi abogada enviara CD a IOMA el lunes, debo pagarla. Recurso de amparo, todo es más demora. Mi abogada también tiene una hija con autismo, y a veces, nos sentimos abandonados como familia. Nuestros hijos valen, los amamos profundamente, no nos quejamos de lo que nos ha tocado, nos quejamos de no recibir lo que nos corresponde.

Por eso recurro a todos  principalmente a los que pueden actuar, tomar medidas, le pido consideración para conmigo y mi hijo. NO DOY MAS.

Le pido encarecidamente que alguien intervenga para que IOMA me otorgue las prestaciones lo antes posible. Para comunicarse con Liliana Monges +54 9 230 422 0025

SOCINCE -Agencia de Noticias para las Américas-